¿Eres quien quieres ser?

Es común escuchar, ¿eres quien quieres ser? Los medios viven bombardeandonos con información de quien deberíamos ser y cómo deberíamos comportarnos, pero sobre todo, y lo que a ellos más les interesa es, tienes “algo” para convertirte en quien quieres llegar a ser.

Esto cada vez confunde más a la sociedad, ya que si no tienes X, entonces no serás Y. Esto hace que mucha gente sienta que no vale y que, según palabras de algunas personas, “aún no es nadie”.

Al vivir así, nos llenamos de preocupación por sentirnos aceptados por los demás y empezamos a transformar quien realmente somos por una falsa imagen de nosotros mismos.

En algún momento de mi vida yo estuve obsesionado con lo que los demás dijeran de mí. Siempre estaba preocupado por mi imagen, mi ropa, mi pelo, como se veía mi coche, mi todo. Vivía siempre fuera de mí, preocupado por lo que decía o si ponía algo en facebook y quería hacer felices a todos. Para ser precisos, quería que a todo el mundo le agradara.

¿Y qué crees?

Empezó a salir sorprendentemente bien ya que soy muy buen actor, tan bueno que incluso yo me lo empecé a creer.

¿Pero era real?

La realidad es que me sentía un fraude, me sentía falso. Me daba miedo que me cacharan, estaba demasiado preocupado por lo que podrían pensar. Podía tener 150 personas que dijeran cosas buenas de mí y 1 persona que dijera algo malo ¿y en cuál crees que me enfocaba?

Me sentía solo, con miedo, que nadie sabía quién era yo realmente, enojado, realmente incongruente con quien era yo realmente.

Todo se veía muy bien por fuera pero por dentro estaba destrozado, encerrado en mi propia prisión.

Cada día conozco personas encerradas en su propia prisión. No son felices, están frustrados y sienten un verdadero vacío en sus vidas, queriendo llenarlo con productos para sentirse “alguien” para sentir que valen.

Tienen una falta de conexión con las demás personas y con una gran falta de AutoValor.

Se sienten tristes y enojados con su situación actual, sienten que nada de lo que han hecho en el pasado realmente vale y eso les genera grandes conflictos.

Cuando te das cuenta de que por el simple hecho de existir vales, que no necesitas de nada ni nadie para llenar esos vacíos y que lo que necesitas es empezar a aceptarte, amarte y respetarte, llenar tu AutoValor contigo mismo. En ese momento te darás cuenta que esa prisión es autoimpuesta, que solo existe en tu mente y viene por preocuparte por lo que creen los demás de ti y no por lo que tú sabes que eres.

El problema general radica en que culturalmente nos enseñan desde pequeños que para valer necesitas hacer cosas excepcionales o tener cosas increíbles.

Además desde pequeños aprendemos lo que escuchamos de los adultos a nuestro alrededor como papás, tíos, maestros, etc. Y de lo que sus acciones reflejan:

  • “No soy lo suficientemente bueno para…”
  • “Necesito ser/hacer/tener … para que la gente me quiera”
  • “Necesito pretender ser alguien más o la gente no me aceptará”
  • “Necesito ocultar quien realmente soy y todos mis defectos para aparentar que vivo la vida perfecta y los demás me acepten”.

Todas estas creencias te sirvieron en cierta medida, sino no las adoptarías, pero puedes darte cuenta que no te llevan a sentirte como realmente quisieras ya que solo te empujan a una vida de tristeza y soledad, pues no quieres ni estar contigo mismo.

¿Quieres recuperar tu poder personal?

Tu Autovalor y poder personal se empieza a recuperar con una sencilla palabra.

“AUTENTICIDAD”

Se autentico y como realmente quieres ser. Amate tal cual eres. Se Real. Defiende lo que crees. Deja de compararte con todos los demás. Olvídate de lo que las otras personas dicen/piensan/hacen.

Se tú mismo. Exprésate libremente. Vive auténticamente.

Ricardo GP

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Comment: